TRAZOS DE LUZ

Dos razones para sentir … FOTOGRAFÍA y CERÁMICA

Soñar

Soñar


Soñar…
Mi mano toca la tuya y la piel exhuma ternura, una brisa en la carne, un soplo en el alma.
Los labios se buscan a tientas, sin luz exterior, con claridad interna.
Un roce tenue y ligero que va tornándose ávido, de lujuria y sueños.
Un suspiro se escapa de mi aliento y revolotea en el tuyo.
Tu abrazo arropa como un duende mi vacío.
Y te siento en todo el cuerpo
como si nunca hubiera tenido más piel que la tuya.
Sin treguas a las dudas
sin porqué ni cuando, ni cómo ni cuánto.
Oscuridad y deseos cumplidos sin formular.
La tristeza huye al destierro.
Las horas se componen de susurros
de caricias.
Y se pintan de besos.

Luces y sombras

Luces y sombras


Ya no me bastan las miradas, ni siquiera las palabras
en las que prometes
Y con las alas que me regalas, te llevo conmigo, en un vuelo sin fin hacia este lugar perdido.
Hoy me asomo emocionada llena de luz y sueños…
Quiero esconderme en tu cuerpo donde habitan los silencios
En tus manos soy árbol …te acercas, me abrazas y me torneas…
Sobre estas arenas solitarias viaja aquel cálido y lejano calor de tu abrazo.
Temo que el fuego del fondo de mi alma se apague, sin dejar rastro alguno en la madrugada.

Imagino palabras

Imagino palabras


Me adormezco,
entre mil dudas que nunca sé preguntar despierta,
y me adentro en madrugadas insomnes contigo en la mente.
Tantas razones para dejarlo correr,
Tantas para pensarte de nuevo…
Tu aroma me derrumba por siempre,
Te veo sin mirarte
Y te siento sin sentirte…
Imagino palabras,
que salieron de tu boca algún día,
nunca renuncias a que me aleje del todo…
Siempre regresas.
Cuando queda un resquicio de indecisión,
rozando el último milímetro de tu suerte,
de mi oscuridad, apareces,
para echar por tierra mis retos.
Y aún así perduro.
Quisiera desaparecer como llegué,
eclipsarme en el olvido,
Lejos…
No volver jamás.
Relegar tus manos,
que me rozan en sueños.
Evadir tu esencia,
que me insiste despierta.
Borrar tu nombre,
que me sacude eternamente.
Y estas ahí sin estar,
estoy aquí sin poder.
Reprimiendo mis deseos,
sorteando mis miedos,
divagando en los recuerdos…
El tiempo pasa…
Atormentando mi cabeza,
Sensaciones que crecen en la distancia,
sentimientos magnificados.
Aunque seguimos sin los encuentros,
sin las caricias,
sin apasionados besos…
Y el deseo es cada vez mayor.
Imaginando días,
equivocando noches…
Pasiones que nunca llegan…

Miedos

Miedos

Hay momentos
en los que la mirada se empaña
y los colores huyen,
pintando de gris las paredes
que fueron amarillas con la luz del sol…
Todo gira, se detiene,
arrasa como un huracán,
Y duele primero aquí… y luego en todas partes,
fuera y dentro de ti,
Sigiloso…de puntillas, el miedo
entra osado y sin permiso…
se instala en el oxígeno que respiras,
en cada gesto, en cada partícula…
cierras los ojos y el color vuelve
y con él …la calma

Prisionera

Prisionera

Soy prisionera de tus sonrisas
de la comisura de tus labios que imagino tejiendo sentidos en los míos…
Tu voz que sin saberlo llueve sobre mi piel como el rocío

Tu respiración tibia que estremece y la mía desbocada…
Y algo más…
Y ante ti me rindo…

Yo en tus ojos, tu en los mios

Yo en tus ojos, tu en los mios

No quiero perderme en un mar de sensaciones
sin tener como mudo testigo el faro de tus ojos
recostarme en tu pecho aquietado y silencioso
para escuchar el latido de tus sueños.
Tomarte de la mano, juguetear con tus dedos dejando huella en tus huellas.
Embriagarme con el perfume de tu piel sin perfume,
quiero amarte mirándote a los ojos
besarte con los míos…
Mírame tal como soy
Invéntame cada noche
Aléjate para volver a elegirme
y ámame con los ojos abiertos, no temas…
ambos sabemos que ellos conocen el recorrido
y que al mirarnos
abrimos las puertas al placer de los sentidos
abrazados en uno volviendo a ser nosotros
yo en tus ojos, tu en los míos.

Días sin sol

Días sin sol…

Te busque con mis palabras deseando encontrar entre las tuyas esa partícula de oxigeno de “estoy aquí” ¿te resulta familiar?
Te extraña mi tacto, la mirada que no me devuelves.

Las palabras que no salen de mi boca y se mueren con un sabor amargo…
Extraño la dulzura honda en la que se gestan los abrazos…

los murmullos y la tibieza de la respiración

la calma de tus latidos que intuyo…
Extraño las ansias de sentir tu sabor, de tenerte como es debido, como no está permitido…
Porque soy otra, porque  la que era ya la he olvidado.

Te extraño y me extraño…

Y no me alcanzan las noches, ni los días de sol, ni las brisas buscándote …

Navega-me

Navega-me

Navega por mi piel
Con tus manos de viento…
Erosiona mi cuerpo
Con caricias y besos…
Ancla tu alma en mi pecho
Surca mis aguas de deseo
Empápame de niebla
Sin rumbo
A la deriva
Sin reservas…
Enviste mis orillas con tu lengua certera
Saliva
Sudor
Ojos que retan
Penétrame
Húndete en mi tormenta
Late-me
Navega-me

navega-me

Abrazarte por la espalda

Abrazarte por la espalda

Anoche, en mis interminables conversaciones telefónicas con mi hermana, donde el verbo se dispara y las emociones las tratamos a corazón abierto, me contó que había leído un artículo de Carmen Amoraga, su título” abrazarte por la espalda”. Después de leerlo juntas nos dimos cuenta que esa pena que no sabemos dónde poner… y que creíamos única…también la sienten otros, que tragar lágrimas, miedos y ausencia es” lo natural”, que sentir que no pasa el tiempo aunque se hace eterno el recuerdo de nuestro último abrazo con él, o de compartir su sonrisa y ese amor que desbordaba por sus ojos de cielo. Oír esas palabras que siempre le dicen a mi madre “tranquila el tiempo todo lo cura” aunque ella no tiene cura , está enferma de desamor porque le falta mi padre, una mañana cambio su vida y nadie sabe explicarle porqué. Y continuar viviendo… y aprender a continuar viviendo… mientras sucede, inventaré un cielo cubierto de paraguas de colores para que la pena no nos cale hasta los huesos.

Niebla

Niebla

niebla (2)

Perdida entre la niebla

desnuda de tiempo y de razones…

Sumergida en el silencio que ha llegado y lo abraza todo

y no luchar…

Abandonada a tu ausencia

esta piel, tu piel, de papel y barro aún tibio

Inerte en este vals de emociones rotas y ya inevitablemente sombra

palidezco sin la calidez de tu aliento…

Mi luna…

Mi Luna

Dueña de un espacio sin tiempo

respirando el latir de la noche no puedo tocarte…pero hoy te siento

Galopa mi pulso, me alcanza tu suspiro y mis pies

se elevan unos centímetros del suelo.

 Con descaro orbitas en mis pupilas

me desarmas…

me hechizas…

me haces hembra lobo para loca de amor aullarte

porque llena de ti

 prefiero sentirte que sentirme humana.

 Mi luna…

Hacedora de mareas

en esta noche de magia

desbordas los canales de mis venas

Y me hago mares

Y me derramas de ternura…

 Mi luna…

cuando te vayas…llévame contigo

porque quiero tatuarme en tu piel

hasta que oscurezca de nuevo…

Mi luna

Esperando

Esperando

Esperando…
Buscando…
me encuentro entre tu reflejo y mi abismo
Solo piel

Buscando…
en los sonidos de mi eco
en los vértices de mi alma
Esperando…
que mis latidos bailen de nuevo
corran, tropiecen y vuelen en tu brisa
Buscando…
la forma de descolgar el otoño de mis venas
De renacer mi sonrisa, desde mi alma hasta mis labios y dejarla ahí anidada
marcada a fuego… perenne

(como tu amor) en mi aliento…tatuada

Esperando