Yo en tus ojos, tu en los mios

Yo en tus ojos, tu en los mios

No quiero perderme en un mar de sensaciones
sin tener como mudo testigo el faro de tus ojos
recostarme en tu pecho aquietado y silencioso
para escuchar el latido de tus sueños.
Tomarte de la mano, juguetear con tus dedos dejando huella en tus huellas.
Embriagarme con el perfume de tu piel sin perfume,
quiero amarte mirándote a los ojos
besarte con los míos…
Mírame tal como soy
Invéntame cada noche
Aléjate para volver a elegirme
y ámame con los ojos abiertos, no temas…
ambos sabemos que ellos conocen el recorrido
y que al mirarnos
abrimos las puertas al placer de los sentidos
abrazados en uno volviendo a ser nosotros
yo en tus ojos, tu en los míos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *